POS-IT


¿Dónde, cuándo o cómo surgen nuestras decisiones?

No lo sabemos; quizás si hiciéramos una encuesta entre la gente podríamos llegar a averiguar algo al respecto, por ejemplo, si preguntáramos a alguien que basara su proceder en lo racional, nos diría que nacen de la lógica paciente y de la reflexión concienzuda; si, por el contrario, lo hiciéramos con otro fiado del instinto y del temperamento, que del impulso, del pálpito y de un dejarse llevar por las sensaciones; ni que decir tiene que si nuestra pregunta abandonara el espacio de lo individual anónimo y se adentrara en el campo de las profesiones, las respuestas serían todas ellas verdaderas y todas ellas distintas, pensemos en el sociólogo, en el publicitario, en el psicólogo, en el historiador y en todos esos especialistas en encontrar la fórmula correcta y concreta aplicada a causa y origen.

Posiblemente todo sea más sencillo y menos complicado: una casualidad, un olvido, un deseo insatisfecho, quién sabe.

Ella creía que hay verdades del amor que sólo son visibles en la repetición continua del mensaje.

Se dieron un beso: los matices se encontraban en los labios y el mensaje en la duración; Él pensaba en Ella de forma serena, Ella pensaba en Él de forma inquieta: formas diferentes de encontrarse de frente con la felicidad, felicidad al fin y al cabo. Él se introdujo en el coche y se marchó; Ella, se quedó un momento más para intentar conseguir una última imagen que le permitiera poder pasar la noche arropada en su recuerdo: el coche aceleraba esquivo, el coche construía distancias que, en su caso, se llamaban vacío; Ella hubiera necesitado palabras que certificaran lo que sentía, sabía que los pensamientos por sí solos no generan certeza alguna en el otro y, que, por lo tanto, es necesario verbalizarlos para que se oigan porque son maneras de unir a aquellos que se encuentran en los extremos del mensaje: al emisor y al receptor: el coche era el enemigo.

Pero todo esto no dejaban de ser más que reflexiones gratuitas y Ella, enérgica y decidida como era, llegó al convencimiento de que la duda en forma de distancia no tendría que tener cabida entre los dos, comprendió que verbalizaciones y actos deberían presentarse unidos en forma tal que no dejaran ninguna duda al respecto y concluyó con un pensamiento decisivo: el mensaje envolverá al enemigo.

“Tu ausencia es mi intranquilidad”

“No recuerdo si te dije Te quiero”

“Llámame”

“Demasiado tiempo sin verte”

“Te fuiste muy rápido, ni siquiera te volviste, ¿pasó algo?”

“No se te olvide llamarme”

“He tenido una visión de espumas blancas coronadas por el rojo de tus labios”

“Te quiero”

A la mañana siguiente el coche de Él apareció repleto de múltiples pósits, amarillos y rosas, de diferentes tamaños, y todos ellos portando su propio mensaje, su particular texto; y así, cubierto, tapado por completo, tal y como si fuera envuelto por la inmensidad de la palabra y del sentimiento, el enemigo se plegó a la voluntad del mensaje de la Amante.

Anuncios

6 Respuestas a “POS-IT

  1. Vaya…de nuevo me tropiezo con esa palabra. Con ese arranque estaba claro que al final esbozaría una inevitable sonrisa. Me encanta la idea post-it y su capacidad de desarmar voluntades.

  2. Cómo publicitaria me doy por aludida en este relato ya que nos mencionas pero cómo especialistas en encontrar la fórmula correcta y concreta aplicada a causa y origen…nos distanciamos mucho de serlo al menos por la parte que me toca…Me ha gustado esa manera de dar un mensaje.

  3. ¿Fue una decisión intuitiva o intervino la casualidad? En todo caso, una manera novedosa de enviar mensajes. Ella se quedaría tranquila. Muy bueno.

  4. Me ha gustado mucho, sobre todo a partir de ” Se dieron un beso…” La imagen del coche forrado, estupenda.

Tu opinión importa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s