CONSEJOS INÚTILES PARA ESCRIBIR RELATOS CORTOS


1

Cómprate una estilográfica o un bolígrafo de esos de diseño barrigudo que están tan de moda. Compra, también, un ordenador de última generación con las aplicaciones más fiables y aplicables.

Luego, cuando ya tengas todo esto, deja la pluma y el bolígrafo en el estuche y el ordenador en la caja, ni se te ocurra sacarlos o desembalarlos, vete a la calle, mézclate con la gente, observa atentamente y cuando haya algo o alguien que te interese, detente y deja que tu imaginación rellene todas las preguntas e incógnitas que te surjan.

Ah, la pluma estilográfica, el bolígrafo y el ordenador, aun estás a tiempo de devolverlos, si quieres.

2

En la escritura de Relatos Cortos es obligatorio tener en cuenta y no olvidar nunca que hay que escribir Relatos y que, además, deben ser Cortos, fundamental.

3

Antes de apuntarte a un taller de Escritura Creativa intenta hablar con el profesor o la profesora y, mirándolos fijamente a los ojos, pregúntales si han leído “La interpretación de los designios” de Artemidoro de Éfeso, “Las Prepónticas” de Atarsio y “Andanzas y visiones” de Bernaldo de Gracián; si te contestaran afirmativamente y sin pestañear, tienes dos opciones muy claras: marcharte sin más porque la pedantería les supera o quedarte con toda tranquilidad porque la ficción es lo suyo.

Ah, si contestaran negativamente el problema es más serio, porque, de verdad, ¿quién no ha leído esos libros alguna vez en su vida?

4

Si tienes una idea sobre algo para escribir; primero, no se la cuentes a nadie, ni siquiera a ti mismo, y, segundo, y más importante, deja que ella se exprese por sí sola.

5

Habrá veces que pensarás que escribir es una tontería total; estoy totalmente de acuerdo.

6

Si andas un poco flojo de Gramática y de Ortografía, pero eres imaginativo, escribe, no lo dudes; si sabes todo acerca de la Gramática, la Ortografía y la Lingüística Aplicada, pero te cuesta imaginarte sin sueldo fijo, sin una vivienda en propiedad o cambiando de coche cada poco, dedícate a impartir clases, es mucho mejor.

(Lo de ser profesor no está mal, lo digo por propia experiencia, sin embargo lo peor son los problemas de conciencia, derivados de las miradas suplicantes de los alumnos solicitando unas respuestas que no existen, y que todos los finales de mes aparecen una y otra vez como si de un mal crónico, en forma de nómina, se tratara, qué se le va a hacer.)

7

Si un personaje se mete en tu vida, invítale a comer y/o a cenar, quizás se calme y no se te enquiste, son la leche de pesados.

8

Tuve una vez un romance con un personaje, me agotó totalmente y cuando ya creí poseerlo, desapareció sin decir ni pío; claro que siempre te cabe la posibilidad de tomarte la revancha en el relato y…

9

Las condiciones de trabajo son importantísimas, olvídate de ellas.

10

De Perogrullo:

Ocho horas en el ministerio, en tu empresa o en el organismo autónomo que se precie te garantizan un cafelito, sesiones gratuitas de internet, conversaciones dispares y un sueldecito a fin de mes; por el contrario, ocho horas escribiendo, rigidez en el cuello, propensión a los traumatismos idiotas y si has tenido un buen día, quizás un buen título.

11

Una vez quise ser autor de fama y reconocido, menos mal que no me pilló escribiendo.

12

En el Relato Corto es importantísimo el Tono, el Núcleo y las Catálisis; se lo oí contar a Poe, en Berlín, una noche que tomaba unas copas de absenta con Chéjov, fue con motivo del Congreso de Escritores a Punto de Entrar en Coma; claro que, ahora que lo pienso bien, no sé si fue Chéjov dirigiéndose a Maupassant, mientras Kafka observaba melancólico el contenido metafísico de la botella y deducía cuántas copas más serían necesarias para que los personajes que habitaban las cabezas de todos ellos empezaran a dar vueltas a su alrededor y se unieran a la conversación.

Hablo con la certeza del que fue testigo privilegiado.

(NOTA.- El viaje y mi asistencia a este congreso lo pude realizar gracias a una suscripción pública que hicieron los críticos literarios de toda Europa, incluida Francia.)

13

Algunas veces la mirada del escritor es suficiente y necesaria para resolver los problemas inherentes al proceso escrituril, porque recrea la realidad, la interpreta y la hace medianamente comprensible para el lector, otras, ni con esas:

Quizás unas vacaciones en algún lugar poco poblado e idílico, de esos que ya no existen, pueda ayudarte, inténtalo.

(Algo es algo, no digas que no.)

14

Si pensáis dedicaros profesionalmente a la escritura hablad antes con vuestra familia y si, en el colmo del despropósito, os animan a ello, buscaros un seudónimo que es lo que hacemos todos para no desprestigiar a nuestros padres y/o a los respectivos esposos e hijos que no son los culpables de nuestros desvaríos.

Ah, también viene muy bien, el seudónimo, para despistar a los acreedores que en esta profesión son casi de la familia.

15

Sintaxis.

Ahora sí sé de qué hablamos.

Un ejemplo:

Una rosa amanecía en la mañana, espléndida y fragante.

La rosa, en espléndida mañana, amanecía fragante y una.

Una mañana fragante y espléndida en la rosa, amanecía.

Fragante, espléndida y una: amanecía: en la mañana: rosa.

16

En relación con el Argumento, recordad siempre que estáis en el territorio del Relato Corto, tenéis que andar con cuidado y ser muy precisos, si no lo hacéis así, puede que tenga más longitud que el propio relato.

De las diferencias entre Relato Corto y Novela 1

17

El Tema.

El tema es imprescindible, te garantiza que todo el Relato se ciña a un propósito claro y definido, que no desvaríes en la búsqueda de un resultado rápido, que no divagues en el contacto con las palabras y que no sufras de incontinencias imaginativas.

Claro que lo que aún no sé, es si primero me pongo a escribir y cuando acabe el Relato aclaro de qué trata o no escribo nada hasta que lo haya definido.

Es la leche el Tema.

18

“El Narrador soy yo”, dijo no sé quién allá por el siglo XVIII.

Desconfiad de las frases precisas, contundentes y presumiblemente claras, no aportan absolutamente nada y la mayoría de las veces (¿todas?) son un camelo.

Bien, y entonces: ¿Quién es el Narrador?

Otra vez a empezar.

19

Leed, leed mucho.

(Creo que me estoy poniendo trascendente porque este consejo es cierto y además práctico.)

20

El uso del modo subjuntivo quizás resulte hasta exquisito; al utilizarlo pareciera, talmente, que supiéramos escribir.

Aunque una vez pude asistir a un encontronazo verbal entre un subjuntivo y un condicional y no quiero deciros lo que salió de ahí.

21

Mirad de no recurrir al circunloquio para intentar llegar como sea al número de páginas exigido por las bases del premio al que os presentéis; antes de ello hay otras posibilidades: tamaños de letra, interlineado, tabuladores, etc.

No aceptéis esa primera solución que se os aparece y que os impele a dar vueltas y vueltas sobre lo que ya está dicho, suele ser la errónea, pero si no aparece otra, qué le vamos a hacer.

22

Desconfiad de los poetas, siempre suelen estar al acecho para colarse en el territorio del Relato Corto, que si prosa poética, que si leyendas, que si…

Aunque para que esto no ocurra, pienso en algo mejor, que vosotros os introduzcáis en su terreno, lo usurpéis y terminéis por hacer de la poesía una posibilidad real en vuestros relatos.

23

La historia, es decir, aquello que desde la imaginación y desde la ficción contamos, es por encima de todo lo más importante, sin historia, los “cuentistas”, no seríamos nada, no sabríamos, por ejemplo, ni quién fue Cristóbal Colón, ni qué estupideces dijo Julio César, ni si Carlos Marx tenía barba o no, fijaros en su trascendencia.

Tenedlo en cuenta, por favor.

24

Los diálogos son la salsa de la escritura, el lector los agradece, ah, y si además son los Personajes quiénes hablan, para qué te quiero contar.

25 (y último.)

Quizás ya hayas escrito tu primer Relato Corto, enhorabuena, pero necesitas pasar la verdadera prueba de fuego -que no tiene nada que ver con publicar-: leerlo en público.

Te recomiendo, por asequible y viable, que esperes a la noche de Nochebuena y cuando esté la familia en torno a la mesa, tú, providencialmente y como el que no quiere la cosa, te presentes para hacerles partícipe de un presente navideño, no esperes reacciones y no des opciones a que alguno encuentre cualquier excusa para levantarse, lee cuanto antes, y si después de la lectura:

.-Tu madre se acerca y te da un beso: Desconfía de la validez del relato.

.-Tu padre se muestra molesto y rehúye tu mirada: Desconfía de tu padre.

.-Si tus hijos –en el supuesto de que los tengas- se avergüenzan de ti: No te preocupes es lo que hacen siempre todos los hijos, desconfían de los padres.

.-El resto de tu familia te mira con ojos comprensivos y casi cariñosos: Desconfía de la cena, puede que el marisco esté pasado.

.-Todos siguen comiendo como si nada: Felicidades, escritor; pero sigue desconfiando, por si acaso.

Manuel Cardeñas Aguirre, 4-05-2011.

12 Respuestas a “CONSEJOS INÚTILES PARA ESCRIBIR RELATOS CORTOS

  1. Porque pone consejos inútiles?

    • Buena pregunta.
      Yo creo que el título está cargado de ironía sobre la utilidad de cualquier consejo, el que sea, en la escritura o a la hora de ponerse a escribir; pero si te sirven habrán cumplido algo más que el mero hecho de reflexionar divirtiendo.
      Gracias por tu lectura y comentario.
      Manuel

  2. M va ha venir muy para el concurso de coca cola al q m han seleccionado.
    Gracias.
    M han dado muchas ideas

  3. He pasado un rato magnífico leyendo este divertimento. Lo he encontrado muy ingenioso. Entre los buenos propósitos para el 2112 incluiré el seguimiento de tus consejos.

  4. Buenas tardes Manuel,
    Ante todo, muchas gracias por su apreciable ayuda a los debutantes.
    Espero su respuesta.
    Saludos y buena suerte
    Hicham

  5. Consejos ÚTILES, humorísticos, buenísimos.
    Pletóricos de buena voluntad, filántrópicos.
    Retóricos; pero escribir bien no está al alcance de quien quiere. Para algunos de tus díscolos discípulos (entre los que me incluyo) es una fantasía onírica.
    Lo intentan, pero no pueden; lástima, son unos gaznápiros.
    ¡Horror! Estoy prisionera en el reino de los adjetivos.

    Y ahora en serio, Manuel. Tu DIVERTIMENTO es fantástico. Te felicito.

    ¡.

  6. Ahora ya en serio. Me ha gustado mucho. Enhorabuena

  7. 1.:Mucho humor. 2.:¡Qué consejo más importante! 3.:Carcajada. 5.:Una buena greguería.6.:Debe de ser verdad. 7.:Me parece estupendo que un personaje se meta en mi vida.¡Ojalá! 9..Sin desperdicio.10.: Y sin embargo, hay quien sigue escribiendo,¿por qué será?12.:¿Importantísima la Catálisis?¿del catolicismo catalítico?15.:Como el texto lleva escrito unos días la rosa ya no está fragante, la mañana se ha convertido en tarde y la Sintaxis no ha encontrado taxi. 20.:Entonces ¿debiéramos o debiésemos usar el subjuntivo o lo evitáramos o evitásemos? 22.:Me convence el consejo.24. Muy interesante.

  8. Menos mal que nunca me he propuesto escribir relatos, ni cortos ni largos… Eso sí ya hace tiempo que practico moderadamente la actividad que aconsejas en el punto 19 y, a pesar de no estar de acuerdo con tu afirmación de que resulte algo práctico (al menos para gran parte de los cuentistas por mí conocidos) sí he tenido el placer de leer las tres grandes obras que mencionas en tu consejo número 3. Aunque creo recordar que “La interpretación de los designios” la escribió Artemidoro de Susa, no???

    En cualquier caso, difundiré tus recomendaciones por si a algún pretendido cuentista le sirve de algo, o más bien, de nada.

    Nuevamente un placer.

    Casi siempre, desde Anarres.😉

    • Acabo de leer en un relato titulado “Después de ti” que Artemidoro de Susa escribió “Invitación a la Locura”; es difícil, muy difícil conceder autorías en una época sin Registro de la Propiedad Intelectual, esperemos que los filo-logos nos saquen de dudas.
      Ah, por cierto, saludos a Norman Rockwell y a su ‘Boy on high Dive’ que me imagino que también estarán por Anarres, casi siempre, por supuesto.

  9. ¡Jo, jo, jo! ¡Buenísimo!

  10. Parece un manual para deshacerse de los alumnos del taller de escritura, en cuanto busque quien fue Atarsio te lo confirmo… por seguir con el tono del relato.

Tu opinión importa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s