BOLAÑO INSUFRIBLE MANIFESTADO (Versión Nuria Pradilla)


El caso parecía estar en punto muerto. M. concluyó que  las pruebas aportadas por  Mario Santiago y José Vicente estaban adulteradas  o eran directamente  falsas.  Ni siquiera contempló como indicio aquel tornillo negro, que se debió aflojar del soporte de esa realidad subterránea. Después pasó a los interrogatorios.  Nos acosó de forma salvaje intentando una y otra vez hacernos caer en contradicciones. ¿Quién es el enemigo? ¿Quién?, insistía. A veces palmeaba el aire con sus manos de forma desenfrenada con el pretexto de asesinar al mosquito de la incertidumbre. Menos mal que T., harto de las continuas acusaciones sobre su desviación romántica,  contraatacó con la entropía y esta pareció invadir por unos momentos el ambiente. Por poco tiempo, porque en  su afán detectivesco M. encargó a T. una investigación a fondo sobre lo fractal, y le exigió que desvelara la fórmula secreta de la esencia bolañera, o de la salsa boloñesa, no recuerdo bien.

 

Dudo que esas infiltradas  de origen nibelungo —que mal disimulaban su labor de espionaje desde la mesa de al lado—, hayan conseguido obtener información relevante sobre el “caso infra”, como mucho algunas nociones de erotismo, o un tenue destello proveniente de una enana marrón perdida en el Firmin-amento.

Anuncios

Tu opinión importa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s