VARIACIÓN SATÁNICA – SUE L. NIVA, 30-11-2015


Por la mañana yo había estado…

Por la mañana yo había estado ayudando a un amigo a hacer la mudanza. Cajas y cajas. Un quinto sin ascensor. Vistas pésimas, una hilera de balcones que casi podías alcanzar con la mano. Terminamos como a las tres, hicimos un hueco entre los trastos y como pastores de posguerra comimos lo que había: un sándwich de morcilla de arroz con piñones (excelente, de su pueblo) y tarta de vanilla y chocolate (reciente, de su cumpleaños). Supongo que por el trabajo y aquella mezcla calórica me adormecí en el metro de camino a la reunión R.B. y soñé que Cézanne, agarrándome de la mano y frente al Mont Sainte-Victoire, me aconsejaba, paternalmente, el verter la naturaleza en conos, cilindros y pepitas de plata. Una señora me despejaba la frente, ¡de su hombro!, abriéndome los ojos. Le pedí perdón, ya que no tengo mal despertar, aunque este, en cuestión, fue un despertar sediento. Fui el primero en llegar al bar de Atocha y, como un animalillo de granja, me abrevé dos vasos de tubo con agua. Luego, ya más urbanita, me pedí una caña. Después y por orden alfabético aparecieron los demás.
De Prosa del Otoño en Gerona yo traía dudas acerca del simbolismo dado por Bolaño a “Tercera Guerra”, a “hoyo inmaculado” y a “momento Atlántida”. En cuanto al último término, en mi lectura yo lo había leído como “momento Antártida”, un error visual, paronomástico, que cambiaba por completo un sentido que yo había visto, así que al saberlo me guardé los pinceles de la exégesis que traía en el cubo del contraste:
(…) el personaje que de pronto empalidece en el desierto.
Irrumpieron dos camareros, uno de raza caucásica trayendo unos aperitivos y otro de raza nigeria que lo acompañaba sin más, tal vez para retirar vasos y botellas. Los hombres me parecieron un tanto obsequiosos, así que aproveché para desbeber y, al entrar al servicio, casi tropiezo con una camarera desconocida que, fregona en mano, de allí salía dejando sus ojos en mis ojos. Me giré
hacia
su estela
de tela compacta
de corazón
pantalón
virazón
mía
manecilla
manecilla
al andar
de los segundos
las HUELLAS                       en las baldosas
inmanentes

La chica tenía un buen culo y mientras meaba pensé que acaso se me habría develado, cubista, el “hoyo inmaculado”. El váter estaba muy limpio. Ambientador de fresa y, además, tenía un aplique de esos que al tirar de la cadena, el agua se vuelve espumosa, en este caso de color azul: temblor de cielo en agujero de nube. Mientras me secaba las manos en el cacharro de aire caliente, me vino una imagen, así que terminé de secármelas en el pantalón, porque esos huracanes en miniatura son una mierda, y dibujé en mi libretita de dibujar imágenes y salí. Bueno, más bien me asomé, porque, junto a los camareros, se encontraba un tipo que hablaba con ellos y con mis colegas. Desde allí sus maneras parecían untuosas para con los mozos y hurañas para con los clientes. Descarté su rol de jefe de bar y lo intuí como un policía secreta. De hecho afiné el oído y escuché que le ofrecían una bebida al “inspector-comisario”. Yo tenía el DNI caducado y preferí aguardar, así que bajé la tapa del inodoro, blanca como un paño de altar, y me senté a dibujar, ampliando el anterior boceto: sombreé al corderito y le añadí una cornamenta, de tal modo que aquel ser cándido se hacía adulto, pues las cosas de afuera eran de adultos. Cuando me sentí satisfecho de la composición salí dispuesto a la “Tercera Guerra”.

(Sobre la sesión literaria de Prosa del otoño en Gerona, de Roberto Bolaño. Variación satánica)
Sue L. Niva, 30-11-2015

Anuncios

4 Respuestas a “VARIACIÓN SATÁNICA – SUE L. NIVA, 30-11-2015

  1. Joaquín, sí me gusta tu comentario como dice Manuel. Gracias por recoger los tornillos.

  2. Quise decir cubismo, pero en plural es mejor.
    Un abrazo.

    • Hola, Joaquín, la entrada no es mía sino de Luis Vinuesa, uno de los asistentes a las “Sesiones Bolaño”; creo que le gustará tu comentario porque has captado la idea formal que origina el texto.

  3. Muy bien Manuel, el cubismos me atrapa.

Tu opinión importa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s