2666 / LA PARTE DE LOS CRÍMENES / #ROBERTOBOLAÑO


 

 

ASUNTO: Sesión del jueves 12 de mayo / Tertulia Roberto Bolaño

 

PARA:

Jean-Claude Pelletier, pelletier1789@archimboldi.com

Manuel Espinoza, spinozabaruch@archimboldi.com

Liz Norton, lonnortondon@archimboldi.com

Piero Morini, morinileopardi@archimboldi.com

Óscar Amalfitano, (copia oculta)

Oscar Fate y Rosa Amalfitano, (copia oculta)

Judicial de Santa Teresa, policiajudicialciudadjuarez@AK47.com

Sergio González, sergiogonzalez@periodismomilitante.com

NarcoPolítica S. L., NPadmon@maquiladoras.com

 

 

DE VERGÜENZAS GLOBALES

 

 

El cadáver de una mujer / el cadáver de una segunda mujer / el cadáver de una tercera mujer / el cadáver de una cuarta mujer / el cadáver de una quinta mujer / el cadáver de una sexta mujer / el cadáver de una séptima mujer / el cadáver de…

 

 

¡Qué pesadez!, dice el Procurador General.

¡Qué aburrimiento!, dice el Jefe de Policía.

¡Qué pesadez!, dice el Comandante en Jefe de lo militar.

¡Qué aburrimiento!, dice el Gobernador del Estado.

¡Qué pesadez!, dice el Periodista oficial del Periódico oficial.

¡Qué aburrimiento!, dice el Empresario de los empresarios.

¡Qué pesadez, qué aburrimiento!, dicen a coro los Narcocárteles de Ciudad Juárez.

¡Qué pesadez y qué aburrimiento!, dicen…

 

 

Alma

Blanca

Guadalupe

Esmeralda

Alejandra

Claudia

Zulema

Nombres y más nombres, una lista casi interminable de nombres de mujeres…

 

 

10 años de vida

16 años de vida

18 años de vida

23 años de vida

24 años de vida

28 años de vida

34 años de vida

 

 

Mutiladas

Violadas

Vejadas

Desfiguradas

Ultrajadas

Torturadas

¡Brutalmente asesinadas!…

 

 

¡No es tan fácil!

¡Hacemos lo que podemos!

¡Por lo demás, la situación está tranquila!

¡Son pendejos de poca monta!

¡A punto de solucionarlo!

¡Déjennos trabajar a nosotros!

¡Están exagerando y complicándolo todo!

¡Vamos por buen camino!

¡…!

 

 

1993

1994

1995

(…)

2008

2009

2010

(…)

 

 

Ayer, en México D.F, asaltaron el domicilio del Procurador… /

Hoy han sido detenidos los autores y ya han pasado a disposición judicial.

 

Ayer, en Monterrey, asaltaron el domicilio del Juez de la República… /

Hoy han sido detenidos los autores y ya han pasado a disposición judicial.

 

Ayer, en Veracruz, asaltaron el domicilio del Empresario de empresarios… /

Hoy han sido detenidos los autores y ya han pasado a disposición judicial.

 

Ayer, en Chihuahua, asaltaron el domicilio del Banquero… /

Hoy han sido detenidos los autores y ya han pasado a disposición judicial.

 

Ayer, en Puebla, asaltaron el domicilio del Diputado… /

Hoy han sido detenidos los autores y ya han pasado a disposición judicial.

 

Ayer, en Aguascalientes, asaltaron el domicilio del General… /

Hoy, han sido detenidos los autores, ya han pasado a disposición judicial.

 

Ayer, en Ciudad Juárez, ha vuelto a desaparecer otra mujer más /

Hoy, mañana, pasado: Negación / Silencio / Impunidad para los Asesinos.

 

Hoy,…

 

 

Anónimo campo de algodón

Habitación Hotel Plaza

Cerro del Cristo Negro

En el interior de una “lechada” de cal viva

Puente Libre

Terreno frente a Centro Comercial Plaza Juárez

Granjas Santa Elena

«Será por lugares», dicen los adoradores del Mal y de la Muerte…

 

 

Alma, Alejandra y Blanca, niñas, juegan y juegan con una cuerdita que voltea y voltea saltos y canciones de niñas, infancia tras infancia, las suyas, y sonrisa tras sonrisa, las suyas: son felices, a su infantil manera, pero son felices;

 

Hoy, Ellas, no están, han desaparecido; Hoy, Ellas, son cuerda volteada con saña hasta la saciedad y el vómito; Hoy, Ellas, han perdido infancia, juegos y sonrisas;

 

La cuerda con la que las niñas jugaban se siente desamparada y no acepta la quietud de un silencio de manos ausentes, echa de menos a sus niñas, se siente abandonada de juegos, de risas y de aire; inicia, pues, por su cuenta, un camino de búsquedas, estación tras estación, para tratar de encontrarse de nuevo con las manitas saltarinas de Alma, Alejandra y Blanca:

 

Primera Estación. El Orden: Ejército y Policía.

La cuerda se enreda y se enreda en un fárrago de papeles y de acciones que se mueren porque ni se cursan ni se inician, que se mueren porque no se tramitan, que se mueren porque se investigan en dirección contraria, que se mueren por la desidia de una superior complicidad –desde la acción y/o desde la omisión–, que se mueren por el desinterés de una corrupción instalada a todos los niveles y mantenida en la gloriosa hermandad del uniforme y de la droga: ¡Se mueren!

 

Segunda Estación. La Ley: Los que legislan y los que tendrían que legislar.

La cuerda se enreda y se enreda en el tráfico inútil de la palabrería fácil y altisonante, vacía de contenido, de la Política nacional; La cuerda se lía y se lía en un hemiciclo de pactos oscuros y sórdidos dónde la “no agresión” de intereses comunes une partidos distintos y contrarios; Y la cuerda, agobiada en ese liarse aún más, determina descender de la Política nacional a la Política local donde se ahoga aún más porque ahí no hay intereses distintos y contrarios, son únicos: los del dinero, pesos y dólares que nacen del tráfico de vidas, los pesos y los dólares del vicio prepotente, arrogante y machista que anida en el beneficio de los mercados del sexo y de la droga.

 

Tercera Estación. La Justicia.

La cuerda, en un principio, cree que aquí sí le devolverán a sus niñas, por qué no iba a ser así, se trata de un diálogo tan técnico, tan codificado, tan claramente justiciero que la debería llevar sin lugar a dudas hasta las manitas de Ellas, las de Alma, Alejandra y Blanca, así pues, se queda sentada, recostada entre los respaldos de los bancos de madera, dormitando tranquilidades entre los golpes cansinos de un mazo de madera y las frases rituales de secretarios, auxiliares y ordenanzas de una justicia justa; sin embargo, llegado el momento clave, el de la sentencia, ella no puede por menos que sentir sus interioridades de cáñamo retorcerse porque lo evidente se torna excepción no demostrada y los acusados le echan continuas miradas de risas impunes, carcajadas asesinas que se saben a salvo de todo porque son el reflejo de una justicia injusta: Ineficaz e ineficiente.

 

Cuarta y última Estación. Resolución Literaria.

La cuerda, que después de este duro viaje está totalmente retorcida, ha dirigido su mirada hacia su pasado y recuerda a sus hermanas de antaño y no ve otra posibilidad para liberar sus hilos retorcidos que aquella solución que utilizaban ellas: desliarse a base de pendular cuerpos culpables enganchados por el cuello, y piensa en enrollarse en muchos de todos los cuellos que viven en todas las Estaciones que ha visitado, enrollarlos hasta que devuelvan el aire que les han quitado a Ellas, sus niñas: oxígeno por oxígeno; pero el Aire que va buscando, el de Ellas, le llega en forma de comba ágil y viva y le dice que esa decisión no conduce a ningún lado porque terminará por romperla; le hace desistir y, entonces, le cuenta la historia de una cuerda que se unió con otra cuerda y ésta, a su vez, con otra y otra más y cómo todas esas cuerdas ligando con fuerza sus cabos pudieron convertirse en una gran cuerda, una inmensa cuerda que llevada por el mismo viento que seguía buscándolas a Ellas, fue enlazando, separando y arrinconando a los culpables, a todos los que de alguna forma habían hecho posible que Ellas, niñas y mujeres, desaparecieran, fueran vejadas y fueran asesinadas sin que les pasara absolutamente nada, y cómo una vez arrinconados fueron encerrados por las miles de cuerdas que se habían unido y cómo, al fin, terminaron por maniatarlos hasta que devolvieran, en forma de encierro, todo el aire que les habían quitado a ELLAS, a todas ELLAS, a las niñas y a las mujeres desaparecidas…

De tal forma y de tal manera que fuera posible eliminar de esta historia literaria y de la historia real unos puntos suspensivos que son el reflejo de una situación criminal que precisa un punto y final.

 

 

Manuel Cardeñas Aguirre, La Crisis y el Idiota (2010)

 

 

Anuncios

4 Respuestas a “2666 / LA PARTE DE LOS CRÍMENES / #ROBERTOBOLAÑO

  1. Joaquin Perez Sanchez

    La impunidad y el odio llaman a la ira, pero tu texto Manuel, rescata de la tristeza lo humano, lo reflexiona y provoca seguir bregando hasta poner punto final a esa barbarie. Una abrazo.

Tu opinión importa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s